Seleccionar página

Hoy celebramos una fiesta que ha conseguido gran popularidad en los últimos años, Halloween, una tradición anglosajona que levanta pasiones al otro lado del charco y que poco a poco se está estableciendo por doquier.

Para explicar cómo llegó esta fiesta a España primero tenemos que contaros quién la hizo llegar al resto del mundo. Parece ser que hay una idea preconcebida de que esta singular fiesta dio sus primeros pasos en Estados Unidos pero esta vez no es así, la celebración debe su origen a Irlanda. Los celtas decían que el final del año, que coincidía con el final del verano y la cosecha, tenía algo de especial. Ese año la puerta entre el cielo y la tierra quedaba abierta, pudiendo así los muertos bajar a la tierra. Esta era la fiesta de Samhain, traducido fiesta de fin de verano. Más adelante los ingleses implantaron esta fiesta en Estados Unidos con sus colonizaciones.

Poco a poco, Halloween está llegando a nuestro país como una noche de diversión y disfraces, en la que disfrutar de la compañía de nuestros amigos mientras probamos unos curiosos platos temáticos. ¿Aún no tienes planes para hoy?

Curiosidades sobre Halloween

Lo primero que preparamos para este día es la decoración de la casa y las calabazas en las puertas de cada una. El uso de calabazas viene precisamente del uso de otras verduras, los nabos. Los habitantes de los pueblos y ciudades tenían la idea de poner nabos vaciados justo después de la cosecha, iluminados con velas para mostrar el camino a los muertos de vuelta a su lugar, al cementerio. Así tenían la esperanza de no cruzarse con ellos, también como ofrenda.

Actualmente, se toma con la misma simbología, pero al contrario para iluminar el camino para llegar a cada casa, para los niños que van a pedir caramelos. Los disfraces, actualmente, son una manera de representación de estos muertos que aparecen esa noche. Antes se disfrazaban para que si, en algún momento, los muertos los hubieran visto no los reconocieran.

También está el famoso truco o trato, una tradición que se lleva a cabo por la creencia de que los muertos lo que pedían casa por casa era comida, ahora se piden chucherías ya que la fiesta es principalmente para niños.

En algunas casas también hay tradiciones de jugar en familia a juegos relacionados con los muertos y disfrazarse. Un ejemplo son las carreras de momias, que consiste en situarse en dos grupos, enrollar a alguno de los miembros con papel higiénico, y el más rápido de los dos ganará. Otro sería las manzanas envenenadas, juegan dos personas, en un cubo de agua se introducen varias manzanas y debes cogerlas con la boca sin usar las manos, quien saque más manzanas o quien saque una primero ganará. Eso sí, el juego o tradición más importante es el vaciado de la calabaza, la cara tenebrosa e iluminarla. ¿Te animas?

Recetas de Halloween

En esta parte, queremos dar ideas para una inclusión más sutil de la fiesta en nuestra casa. Vale que no nos queramos disfrazar o decorar la casa, pero podemos hacer partícipes a la familia de una celebración en familia solo con el menú del día o del día siguiente, el Día de todos los Santos.

Pan de muerto

Este típico plato de México es una gran tradición del Día de Muertos, una receta dulce que se disfruta en familia. Su origen parece remontarse a rituales prehispánicos, una forma de sustituir los sacrificios por representaciones de partes del cuerpo. Este delicioso pan marca las formas de huesos y cráneos, este dulce tiene un toque cítrico de limón y el aroma del azahar, una auténtica tentación para los más golosos. Anímate a prepararlo junto a los pequeños de la casa y degusta una tradición llena de sabor. Una forma muy original de descubrir otras tradiciones.

Empanada de calabaza y setas

Por supuesto, no podían faltar las calabazas en esta fiesta. Además de utilizarlas como espeluznantes linternas, la calabaza es un producto dulce que también ofrece múltiples posibilidades en la cocina. El típico pastel de calabaza es una auténtica delicia, peros si quieres innovar y darle un toque especial a tu celebración, una empanada de calabaza y setas puede ser una opción ideal para asombrar a tus invitados en la noche de Halloween. Rica, deliciosa y llena de posibilidades.

Buñuelos de viento

Si hay un dulce popular en nuestro país durante el Día de Todos los Santos, esos son los buñuelos de viento, un dulce hecho a base de masa de trigo, manteca y huevos, que puede ir relleno de crema o chocolate, así como espolvoreada con azúcar. La infinidad de recetas que encontramos es el claro ejemplo de que hay gustos para todos. Además, también está presente en Semana Santa y otras ferias, un dulce muy popular que se suele tomar en la calle acompañado de un buen chocolate caliente.

Castañas asadas

Una auténtica pasión otoñal en España. Las castañas asadas son un producto muy popular durante los meses fríos, un aperitivo delicioso y lleno de posibilidades que podemos encontrar en las calles de la ciudad, en puestecillos preparados para el asado de castañas y batatas. Sin embargo, no tienes que ir muy lejos para probarlas. Ahora también las puedes hacer en casa y a tu gusto, consiguiendo un plato muy curioso y sabroso con el que sorprender a tus invitados. ¡Aprovecha las oportunidades que da este producto de temporada!

Y, sobre todo, recuerda que todo radica en que pases un buen momento rodeado de amigos y familia. Ya sea con una película de miedo, una sorprendente receta o un disfraz escalofriante, Halloween es una fiesta que representa la diversión, una noche en la que olvidamos el terror. Y tú, ¿celebras esta noche?