Seleccionar página

¿Cuántas veces no has intentado dejar de fumar, ponerte a dieta o apuntarte a un gimnasio sin éxito? ¡No te preocupes! ¡Este es el momento para que dejes los malos hábitos! Sabemos que es difícil, pero necesitamos que tengas fuerza de voluntad para conseguirlo. En la vida nada es fácil… así que… ¿por qué no te lanzas a la piscina? ¡Anímate! A la larga… ¡conseguirás grandes resultados!

Deja de fumar. Una de las mayores adicciones de los últimos tiempos es el tabaco. A pesar de que las leyes prohíban fumar en lugar públicos y su área de influencia, aunque estén al aire libre (como parques y jardines y cerca de niños). Si aun así sigues fumando con cierta frecuencia, deberías saber cuáles son los inconvenientes de fumar. Entre ellos están el aumento de padecer aneurismas, enfermedades coronarias, daña el sistema circulatorio fomentando la aparición de coágulos en la sangre. También aumenta el nivel para sufrir un ictus o un infarto. Así que, si lo deseas, puedes empezar a ir dejando de fumar. En unas semanas, tu salud lo irá notando. ¡Ya verás! ¡Tú puedes!

Pierde peso. Si eres una persona que tiene sobrepeso u obesidad, tienes más riesgos de padecer hipertensión, diabetes y problemas de colesterol. Por ello, debemos ponernos a dieta. Las dietas para perder peso son sacrificadas porque debemos dejar de lado todos los alimentos que no son beneficiosos para la salud. La bollería, los pasteles, las carnes rojas, las grandes comidas y, sobre todo, el azúcar. No es fácil dejarlo todo de un día para otro, así que empieza a reducir cantidades cuando nos servimos un plato. También puedes sustituir las bebidas gaseosas por agua y eliminar las comidas precocinadas que venden los supermercados y restaurantes de comida rápida. En cambio, tendrás aumentar las piezas de fruta y verdura al día. Poco irás perdiendo peso y su salud lo irá notando. ¡Seguro que tendrás mejor humor!

Haz ejercicio. Con la dieta no es suficiente para perder peso de forma significativa. El 25% de la población española no hace nada de ejercicio. No nos referimos a ir al gimnasio sino a caminar durante una hora a la semana. Para ir acostumbrando a nuestro cuerpo, vamos poco a poco. Cada día vamos aumentando la intensidad. Por ejemplo, si salimos a correr, el primer día debemos ir andando con cierta ligereza durante veinte o treinta minutos. Al día siguiente, empezamos a correr tres o cuatro minutos y el resto, vamos andando. Así acostumbramos a nuestro cuerpo a esta mejora de salud. Otra opción sería apuntarse al gimnasio o hacer otras actividades físicas, pero con el paso del tiempo. ¡Qué no se os olvide hacer los ejercicios de calentamiento al empezar y al terminar los ejercicios para evitar conjeturas en nuestros músculos! Ah… ¡y qué las agujetas no te impidan seguir haciendo ejercicio! ¡Eso es sinónimo de que vamos bien!

Toma un baño relajante. Después de hacer deporte, lo mejor que podemos hacer es tomar un baño tranquilo. Es mejor que estéis solos. Llenamos la bañera de agua y nos metemos en ella. La temperatura no debe estar muy caliente. Pon música de fondo pero que no te desconcentre. Desconecta de todo en la mente. Por supuesto que el teléfono móvil lo dejamos en nuestra habitación. Disfruta del silencio de la habitación. Quédate mirando un punto fijo y desconecta tu mente. Respira hondo una y otra vez. Cuando pasen unos minutos, vuelve a la realidad. ¡Descansa relajadamente! ¡Olvida tus problemas por unos minutos! ¡Piensa en ti mismo!

Haz yoga u otros ejercicios de relajación. Coge una manta. Antes de comenzar a hacer los ejercicios, deberás tener espacio en la habitación, así como vestir ropa cómoda para poder moverte sin problemas. Descálzate y libera tu mente. Hay varios ejercicios de yoga así que deberás elegir cuál es el que mejor se adapta a ti. Si no lo tienes claro, apúntate a una clase con una persona que te guía y podrás conocer a gente con la que te distraerá. ¡Despeja la mente, respira hondo y comienza a hacer ejercicios relajantes! ¡Así te sentirás mejor física y anímicamente!

Aprovecha y deja atrás los malos hábitos. ¡Servirá para cambiar tu vida y a los de alrededor!